-->

martes, 8 de abril de 2014

Día del padre, son todos los días.


Sin caer en el error delegando responsabilidades, es sabido que una vida sin contrariedades en la infancia es una vida declinada a desencantos, nunca se puede perder la madeja dejando al margen tus responsabilidades si quieres que tu hijo sea responsable.


Evita des calificaciones, se juzgan los actos, no a las personas, asimila que no son una secuencia de nuestros deseos, proyectos o fantasías. Si añorabas tener un hijo tranquilo y su carácter es hiperactivo, debes aceptar su forma de ser, eso si, suavizando sus defectos.

Enséñale a tomarse la vida con calma, a veces la impotencia o la angustia de sus progenitores impide crecer psicológicamente a los hijos.

Alimenta su autoestima cada día, el niño debe tener tres certezas: Soy digno de que me amen, soy valioso y soy libre, demuéstraselo con palabras y con hechos.

No soluciones todos sus problemas, mejor acrecentar le ideas y fuerza para que pueda encontrar soluciones por si mismo.

Ámalo por lo que es, si se porta mal, tu hijo no es malo, solo ha tenido un mal comportamiento, e inclusive puede llevarse un buen castigo, pero sin amenazarlo con dejarle de querer, si siente un amor incondicional, así desarrollara un  “ yo fuerte “ para afrontar la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gustó lo que acabaste de leer? Siéntete libre de Compartirlo “Like” a esta página, publica este enlace en tus redes sociales favoritas, haz clic en en el botón Google+1, twitéala, o envíala por email a tus amigos,… Cualquier cosa ayudará a este Blog a seguir creciendo con tu modesto aporte, ¡GRACIAS! por adelantado.