-->

martes, 11 de marzo de 2014

Compartir piso, una Polémica Amistad.


Con el afán de independencia, muchas veces repercute sobre la amistad esta experiencia de convivencia, cuando todo marcha sobre ruedas, enhorabuena. Pero cuando ambos amigos no sintonicen la misma frecuencia, ¿donde quedan los sentimientos de la amistad que los unían?


Este tema de compartir piso es algo polémico, unas veces los inquilinos son varios, otras son dos del mismo sexo, otras de diferentes culturas y otra de diferentes sexos, por lo que con el roce están exentos al roce intimo, lo que resquebraja la estabilidad de la convivencia, el espacio donde vivimos es parte de nuestro bienestar emocional y de nuestra calidad de vida, pero a la misma vez también de la persona con la que convivimos, por eso es recomendable seguir algunas reglas:

Acuerdos culturales: Se puede dar el caso de que ambos inquilinos pertenezcan a diferentes culturas, y por ende llevar diferentes estilos de vida y maneras de apreciar las cosas, el handicap de la cuestión es aprender a convivir, la convivencia es un arte de la comprensión, acuerdos y diálogos.

Repartirse las tareas: Acordar turnos de limpieza, de compra, cocina etc, así como el uso de los espacios comunes.

Respetar el espacio personal e intimo: Cada uno necesita un espacio personal que no sea invadido por los demás compañeros.

Una correcta comunicación: Aprender a escuchar y expresar vuestras necesidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gustó lo que acabaste de leer? Siéntete libre de Compartirlo “Like” a esta página, publica este enlace en tus redes sociales favoritas, haz clic en en el botón Google+1, twitéala, o envíala por email a tus amigos,… Cualquier cosa ayudará a este Blog a seguir creciendo con tu modesto aporte, ¡GRACIAS! por adelantado.