-->

martes, 17 de diciembre de 2013

En Navidad ¿Con mi familia o con la tuya?



Durante las fiestas navideñas el peso de la familia se hace mas latente que el resto del año, reuniones, cenas, comidas etc, para evitar problemas es importante organizarse con anterioridad e intentar ser equitativos en nuestra participación con la familia política y la propia.


Aunque siempre suele haber compromisos ineludibles, tampoco hay que pretender participar en todos, ya que, en este caso las Navidades se convertirán en una fuente de estrés. El secreto esta en priorizar y saber decir no.

Llegado el momento de elaborar el programa, hay que dialogar con la pareja y no tomar decisiones que no hallan sido previamente consensuadas, se ha de ser lo mas equitativo posible y llegar a acuerdos satisfactorios para ambas partes.

En las reuniones con la familia política es muy importante ser respetuosos con sus tradiciones y costumbres, aunque nos resulten chocantes.

Para evitar problemas, es necesario evitar los temas polémicos y espinosos y no responder a provocaciones de algún familiar belicoso. Es mejor adoptar una actitud cortes y no entrar en pleitos.

Si la reunión familiar ha resultado tensa o agotadora, una buena idea es terminar la jornada realizando una actividad agradable en compañía de la pareja, como ir al cine, dar un paseo, etc. De esta forma se compensaran los esfuerzos familiares de estas fechas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gustó lo que acabaste de leer? Siéntete libre de Compartirlo “Like” a esta página, publica este enlace en tus redes sociales favoritas, haz clic en en el botón Google+1, twitéala, o envíala por email a tus amigos,… Cualquier cosa ayudará a este Blog a seguir creciendo con tu modesto aporte, ¡GRACIAS! por adelantado.