-->

viernes, 29 de noviembre de 2013

Besar no tiene Limites.


Hola amigas/os, cabe destacar que hace mucho tiempo atrás un simple beso era un acto prohibido, pecaminoso, permitido solamente en la intimidad y que inclusive en esas circunstancias, más que sonrojo, era motivo de vergüenza para muchas mujeres.


Por suerte los tabúes y arquetipos han quedado en el pasado y las costumbres han cambiado, el beso se ha convertido en un saludo habitual y hasta en una moda para ciertas generaciones.

Esta el beso en una mejilla o en las dos que se emplea como saludo informal, el beso afectivo -ya sea en la frente, la mano o la boca- y hasta el beso de Judas.

No obstante, el acto de poner los labios de una persona sobre los de otra, permanece como un ingrediente obligado y certero de la seducción. La boca, los labios y la lengua son zonas sensibles que se despiertan en un primer contacto íntimo y extienden la alerta que en forma de placentero cosquilleo nos recorre el cuerpo.

Lo importante es que los besos no tienen límites y pueden darse -y recibirse- de muchas maneras y en muchas partes del cuerpo.

Según la bibliografía científica, el beso apasionado libera oxitocina, hormona que participa del enamoramiento, el orgasmo, el parto, la lactancia, y que está asociada a la ternura, a lo afectivo, al sentido del tacto. La pasión, por su parte, libera adrenalina y eso incrementa el ritmo cardíaco, la tensión arterial, y la glucosa en sangre, de ahí que el acto mismo de besar sea un remedio suficiente contra la depresión y otros males del espíritu.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gustó lo que acabaste de leer? Siéntete libre de Compartirlo “Like” a esta página, publica este enlace en tus redes sociales favoritas, haz clic en en el botón Google+1, twitéala, o envíala por email a tus amigos,… Cualquier cosa ayudará a este Blog a seguir creciendo con tu modesto aporte, ¡GRACIAS! por adelantado.